Gustavo Pereira, la delgada cuerda que une la palabra que se dice y la que se lee  

 
El polvo del ala de una libélula, la falsa primavera, realidad e imaginación, ciencia, política, ecología, hablar en poesía, vivir un tanka, evolucionar a haikú, ser un somari. Las múltiples facetas como escritor y la sensibilidad de Gustavo Pereira se manifiestan en sus ensayos, en sus poemas y en esa indudable calidad de la emoción de sus infinitos lenguajes.

De observación aguda y mirada calma, Gustavo Pereira parece haber conseguido eso que describe el antropólogo Ramón Paz Ipuana en sus narraciones sobre las costumbres wayúu: “el encuentro esencial de las cosas en aquellos fenómenos que se identifican con su propio espíritu”

Pereira lo describiría como los mil rostros de la poesía, el goce que un buen poema o un buen escrito despierta en el lector, o eso que no puede ser expresado en palabras, porque la poesía no tiene una esencia única. En todo caso“…siempre, poema y lector encontrarán el modo de acercarse e identificarse, si finalmente aquél es capaz de despertar la fugaz o perenne iluminación que éste no espera encontrar y por ello se ve sorprendido como en súbita revelación”.

La obra de pensamiento reflexivo, analítico y expositivo de Gustavo Pereira, margariteño de nacimiento (7 de marzo de 1940), poeta de obra continuada, aparece y se expresa de manera paralela a su sólida obra poética. Pero es a partir de la década de los ochenta cuando su columna Poesía cabeza abajo, publicada en el diario El Nacional, revela la aguda percepción de lector y la puntillosa observación de los temas literarios, filosóficos, históricos y en suma culturales a los que este autor dedica atención constante e interpretaciones diversas desde temprana edad.

De esa columna de breves notas conforma un volumen de artículos que con el título El peor delos oficios (1990) recoge muchas de las profundas notas que Pereira ha escrito sobre poesía a lo largo de su vida, mostrando, no sólo la extensa información sobre poetas y arte poética, sino también sus preferencias y, posiblemente, una manera indirecta de colocarse dentro del vórtice vital que es la poesía misma.

Variadas entrevistas, ensayos, conferencias, prólogos, artículos, notas, y exposiciones de toda índole, ha dedicado el poeta a desarrollar una larga y pensada respuesta más allá de El peor delos oficios.

Sin embargo, una conclusión asalta de manera indirecta: el mejor ensayo, el mejor corpus de ideas y la mejor respuesta que ha podido dar el poeta Pereira al misterio y resplandor de la poesía están expresos y manifiestos en su voluminosa obra lírica, infinita y profunda, única y universal, compuesta por seis títulos: El rumor de la luz (1957), Los tambores de la aurora(1961), Preparativos de viaje (1964), En plena estación (1966), Hasta reventar (1966) y Elinterior de las sombras (1968).

Tiene 14 poemarios que entregan el somari como novedad y revelación: Libro de los somaris(1974), Segundo libro de los somaris (1979), Sumario de somaris (1980), Vivir contramorir(1988), Diario de mar (1992), La fiesta sigue (1992), Escrito de salvaje (1993), Adagiode la desconocida (1994), Dama de niebla (1999), Cuaderno terrestre (1999), Oficio de partir(1999), Sentimentario (2004), Equinoccial (2007) y Declaración de amor con tormentas(2013).

Otros tres títulos particulares que se suman a ese corpus son: Poesía de qué (1970), Los cuatrohorizontes del cielo (1973) y Tiempos oscuros, tiempos de sol (1981); y las 13 antologías o compendios de poemas: Antología poética (1979), Antología compartida (1993), Antologíapoética (1994), Adagio de la desconocida (1994), Poesía de bolsillo (2002), Poesía selecta(2004), Somari nuestro de cada día (2007), Sobre salvajes (2007), Los cuatro horizontes delcielo y otros poemas (2009 y 2011), Thearrival of the Orchestra (2010), 90 poemas escogidos(2011), Somaris (2012) y Poesía y Prosa (2013).

José Balza, prologuista de Poesía y Prosa, publicado por la Biblioteca Ayacucho, describe como desde sus inicios Pereira percibió el verso como “un reto paralelo al habla o, mejor dicho, al dialogo (…) Un complejo mecanismo dialéctico, si tomamos en cuenta la claridad del lenguaje empleada por el autor”. Esto complementa y certifica aquella frase de Ludovico Silva: “Pereira posee un estilo, cosa que muy pocos escritores poseen”.

Esa continuidad y claro lenguaje es el secreto con el que irrumpe con soltura para desentrañar eso que él mismo llamó “las inciertas lenguas de lo escondido”, siendo éste el componente tácito en su faceta de ensayista, que abarca desde historia, antropología, biografías, política y vida cotidiana venezolana.

Estos son sólo algunos de los tópicos en los que el autor enfoca su atención. La nitidez de los ensayos publicados por Pereira es particular y depara múltiples características, resumidas por José Balza como “limpidez de estilo, amplitud de registro temático, además de una continua y proliferante acción ensayística (…) lo cual convierte a Pereira en uno de nuestros más complejos ensayistas, opacado por su difundida poesía”.

Nos enseña mientras el goce de la lectura ejerce su fascinación estética”

La continuidad de su ejercicio ensayístico conforma un gusto por advertir pequeños detalles en su lectura, envolverse, iluminarse y contemplar desde cerca personas, época y, complejidades sociales. La poesía que hace a los poetas, lo poetas que hacen al mundo, y lo que el mundo cree que hace con la poesía.

La lírica de Pereira se combina con un escalonado conocimiento, con la sabiduría extraída de tantos libros y autores, y con una facilidad de prosa concisa que lleva a conformar el gusto por lo que se está leyendo, la característica accesibilidad a un amplio público sólo se compara con la especial fórmula de la prosa: la comprensión.

En el caso del Gustavo Pereira prosista, también hay algunas particularidades, más allá del precepto clásico y como la poesía participa, al realizarse con el verso. Para José Balza “El deber de Ésta es “Ir hacia”, no devolverse, ramificarse, cambiar de sentido: avanza hacia un significado explicito, lúcido y no hacia una expresión ambivalente. La ambigüedad del poema puede ser formal y de contenido. A la prosa sólo le está permitido lo último. De no ser así pierde su carácter lógico, y pasa a ser otra experiencia escritural”.

Celebrando sus 76 años, se reafirma la certeza sobre su arte poética, esa que el lector aprecia acogiendo su visión, que experiencia y realidad le han permitido ir más allá de lo absoluto.

Al cierre del prologo de Poesía y Prosa, José Balza se pregunta “¿Podrá su palabra de fraternidad, de inteligencia y belleza influir otra vez sobre nuestra realidad para lograr cada vez mayor bien?” Mientras la poesía de Pereira siga careciendo de recipientes fijos, expandiéndose en el polvo del ala de una libélula, mostrándonos la belleza de una falsa primavera, componiendo versos, prosas y viviendo en un tanka hasta ser somari… Lo imperceptible seguirá amando el silencio.

Acerca de Biblioteca Ayacucho

Biblioteca Ayacucho es uno de los sucesos editoriales de mayor trascendencia en el ámbito cultural latinoamericano. Desde su creación en 1974, ha venido fortaleciendo su propósito fundamental: mantener en permanente actualidad las obras clásicas de la producción intelectual del continente, desde los tiempos prehispánicos hasta las expresiones más destacadas del presente. Esta institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, orienta su atención hacia un vínculo con el pasado cultural, examinado desde la perspectiva contemporánea, para registrarlo en un amplio repertorio bibliográfico que evidencia la relación profunda de los pueblos de América Latina a través de su creación artística y literaria, creencias, tradiciones y pensamiento. Biblioteca Ayacucho asume la misión de asegurar el cabal cumplimiento de un proyecto editorial que garantice la preservación y difusión de la memoria de esta América, poniendo a disposición de los diferentes públicos lectores, en diversas colecciones y formatos, una mirada rigurosa y exhaustiva sobre un sentido posible del continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *