Antônio Cândido de Mello e Souza – Nota póstuma sobre el escritor brasileño

Antônio Cândido de Mello e Souza, nació en 1918. Es una figura central de la crítica brasileña a partir de los años 40.

Inició su carrera como responsable de la sección de libros de la revista Clima, la cual fundó con un grupo de amigos en 1941. Esta publicación reflejaba el nuevo espíritu universitario y crítico que se desarrollaba en São Paulo por influencia de la Facultad de Filosofía, Ciencias y Letras, recién creada en 1934. Allí, un notable equipo de profesores traídos de Europa aseguraba a la nueva generación el contacto con los modelos de investigación contemporánea: el autodidactismo empezaba a ser reemplazado por la formación sistemática. Por otra parte, São Paulo había sido el centro del movimiento modernista de 1922, cuyos exponentes, personajes ya históricos y míticos, estaban vivos y también eran frecuentados por la nueva generación. Recordemos, en fin, las características del momento, marcado por la polarización ideológica y la seriedad social de los años 30, con su arte comprometido, la oposición o adhesión a la dictadura de Getulio Vargas, y los inicios de la Segunda Guerra Mundial.

Entre 1943 y 1947, Cândido publicó semanalmente en la gran prensa una sección titulada «Notas de crítica literaria», convirtiéndose en un nombre conocido nacionalmente. En ella se comentaban obras tanto de autores jóvenes o principiantes como de escritores ya consagrados, además de los libros extranjeros que pudiesen interesar a la discusión. Con seguro discernimiento —la prueba de fuego para cualquier crítico— saluda los estrenos de Clarice Lispector , João Cabral de Melo Neto y João Guimarães Rosa. Los autores con reputación hecha son juzgados con seriedad y sin complacencia, con el mismo espíritu que en la semana anterior había sido estudiado un libro, supongamos, de Gide, Eliot o Silone. La naturalidad y el equilibrio con que circula entre las letras europeas y locales configura un raro momento de desprovincianización en la crítica brasileña.

En sus ensayos, diseminados en revistas y volúmenes sucesivos, Cándido se concentra en los procesos de estructuración, donde elementos de la realidad externa se vuelven fuerzas ordenadoras internas en la obra, produciéndose allí su destino estético, revelando dimensiones que escapan o divergen de la ideología y de las intenciones deliberadas del artista. Consecuentemente, la prioridad pasa al análisis formal, ligado a la configuración objetiva de la obra, en cuyo ámbito las intenciones del creador no son sino un elemento más, frecuentemente recontextualizado de modo imprevisto, revelador, e incluso comprometedor. El examen atento a todo y a lo mínimo en la organización interna de una novela o poema, apoyado en la convicción de la relevancia cognoscitiva de la elaboración artística, descubre relaciones que tienen, además de potencia artística, valor heurístico para la exploración de la realidad histórica. Estamos frente a la inversión del esquema «reduccionista», donde la realidad explica las obras.

Su importante labor como profesor, cuyas clases son legendarias por la lucidez y la elegancia, es tan grande como la cumplida como crítico. La posición de relativa relevancia de los estudios literarios en el debate intelectual del país se debe en parte a sus esfuerzos actualizadores.

Forma parte de la Biblioteca Ayacucho con el libro Critica radical, número 162 de nuestra Colección Clásica.

(DELAL)

Acerca de Biblioteca Ayacucho

Biblioteca Ayacucho es uno de los sucesos editoriales de mayor trascendencia en el ámbito cultural latinoamericano. Desde su creación en 1974, ha venido fortaleciendo su propósito fundamental: mantener en permanente actualidad las obras clásicas de la producción intelectual del continente, desde los tiempos prehispánicos hasta las expresiones más destacadas del presente. Esta institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, orienta su atención hacia un vínculo con el pasado cultural, examinado desde la perspectiva contemporánea, para registrarlo en un amplio repertorio bibliográfico que evidencia la relación profunda de los pueblos de América Latina a través de su creación artística y literaria, creencias, tradiciones y pensamiento. Biblioteca Ayacucho asume la misión de asegurar el cabal cumplimiento de un proyecto editorial que garantice la preservación y difusión de la memoria de esta América, poniendo a disposición de los diferentes públicos lectores, en diversas colecciones y formatos, una mirada rigurosa y exhaustiva sobre un sentido posible del continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *